operaciontransformer

Metabolismo rápido, metabolismo lento, verdades y mentiras

June 17, 2014 Darío Pescador

Tu metabolismo no tiene la culpa de que engordes. Sigue leyendo y sabrás por qué.

metabolismo

Todo me engorda, es que tengo el metabolismo lento. Mira a fulanita qué suerte, tiene el metabolismo rápido y nunca engorda por mucho que coma.

Esas personas que no engordan no siempre ganaron la lotería genética. En muchos casos, solo son más activas que tú.

Atención: Como muchas personas han comentado, todos conocemos a alguien que se mantiene en forma haciendo poco esfuerzo. Son casos poco frecuentes, y solo quiere decir que les resulta algo más fácil ganar músculo y perder grasa, no que sea imposible para los demás. Si cambias tus hábitos, tu cuerpo cambiará.

Para entender todo esto hay que saber primero qué es el metabolismo.

Qué es el metabolismo

Un automóvil funciona con gasolina. Para que tu cuerpo funcione hace falta ATP, la molécula que las células usan como fuente de energía química. ¿Se contrae una fibra muscular? Hace falta ATP. ¿Las células de la piel tienen que dividirse para generar piel nueva? Necesitas ATP. Lo necesitas para todo.

El metabolismo es simplemente el proceso por el que tu cuerpo convierte la comida en energía. Este proceso es una serie de complejas reacciones químicas en las que al final, la comida se combina con oxígeno (que respiras) y produce ATP.

Incluso cuando estás tumbado en el sillón, tu cuerpo consume energía solo para mantenerte con vida: respiración, latidos del corazón, circulación sanguínea, síntesis de hormonas, regeneración celular, etc. Todo eso suma alrededor del 70% de la energía que consumes, y se llama metabolismo basal: las calorías que necesitas para mantenerte sin moverte.

metabolismo lento rápido

Tu metabolismo basal depende de tres cosas:

  1. El tamaño de tus músculos: cuanto más músculo tengas, más calorías consume tu cuerpo cuando está parado.
  2. Tu sexo: los hombres tienen por lo general más músculo y menos grasa, así que consumen más calorías.
  3. Tu edad: cuando envejeces pierdes masa muscular y con ella la capacidad de quemar calorías al mismo ritmo.

Por supuesto, tu cuerpo gasta energía en otras cosas, fundamentalmente dos:

  1. La actividad física: levantarte de la cama, caminar a la tienda, o hacer sentadillas con 100 kilos, todo eso consume energía, y mucha.
  2. La digestión: digerir la comida consume energía, aunque no mucha. Es solo un 10% del total diario.

De todos estos factores que determinan cómo consume energía tu cuerpo, solo hay tres que tú puedes controlar:

  • La cantidad de comida
  • El tamaño de tus músculos
  • La actividad que haces cada día

Así que tienes dos soluciones: comer menos o moverte más. La primera solución es la peor de todas.

Es tentador pensar que engordas por culpa de tu metabolismo, y restringir la comida para adelgazar. Pero el metabolismo es adaptable, y tu cuerpo lo ajusta para responder a tu forma de vida.

Si te matas de hambre para adelgazar usando una de esas estúpidas y contraproducentes dietas detoxificantes, como la del jarabe de arce, tu cuerpo se adapta reduciendo tu metabolismo, con lo que necesita menos energía y conserva calorías para sobrevivir. Es decir, termina acumulando más grasa y perdiendo músculo. Te conviertes en un delgado gordo. Lo contrario de lo que que buscas.

Si embargo, si aumentas tu consumo de energía con a tu actividad física, empiezan a ocurrir cosas buenas: se acelera tu metabolismo, ganas fuerza y masa muscular, cada vez te cuesta menos hacer deporte y lo más importante, pierdes grasa. Porque lo que tú quieres no es perder peso, sino perder grasa y ganar músculo. Olvídate de tonificar, es una mentira.

Esto es válido tanto para hombres como para mujeres, de cualquier edad y condición. ¿Eres mujer y te preocupa tu celulitis? La celulitis solo es una combinación de poco músculo y mucha grasa. ¿Eres hombre y te preocupa tu barriga? Pon tres kilos de músculo en tu cuerpo y verás como pierdes dos tallas de pantalón.

Aumenta tu actividad haciendo estas cosas:

  • Ejercicio aeróbico: mejor si es de intervalos
  • Ejercicio de fuerza: las pesas son la mejor forma de aumentar tu metabolismo en reposo
  • Actividad diaria constante: sube por las escaleras, ponte de pie, camina, evita estar sentado todo cuanto puedas

Solo hay un caso en el que puedes culpar a tu metabolismo: si estás enfermo, por ejemplo, por tener hipotiroidismo. En otros casos, la explicación es que no te mueves lo suficiente.

Foto: football player ergometric test, de Shutterstock, no reutilizar