operaciontransformer

Mantenimiento Transformer: el zumo, el enemigo natural

August 27, 2015 Darío Pescador

zumo verano no

El verano y los zumos van siempre juntos, pero debes saber que los zumos, incluso los naturales, siguen siendo una mala idea

Hemos explicado muchas veces por qué las bebidas azucaradas son un problema. En una lata de coca cola hay 35 gramos de azúcar, o cinco sobres de azúcar para el café. Si bebes un litro de refresco al día (tres latas) son 105 gramos de azúcar, 420 Calorías de más.

Pero no son las calorías lo que te debe preocupar. Como el azúcar hace aumentar tu insulina, y bloquea la quema de grasas en tu cuerpo, estarás convirtiendo el resto de la comida en grasa durante todo el día.

Si estamos de acuerdo en que hay muchos motivos para evitar los refrescos azucarados. Entonces, ¿por qué es tan difícil entender que un zumo de de fruta tiene los mismos efectos sobre tu cuerpo? Sobre todo, cuando el zumo tiene casi la misma cantidad de azúcar.

Vamos a hacer un sencillo experimento comparando contenidos de una lata de refresco, un zumo 100% embotellado, y un vaso grande de zumo recién exprimido.

zumo verano no comparar coca cola

¿Sorprendidos? El zumo es poco más que agua con azúcar. Mucha azúcar. Mientras que en una naranja tienes el equivalente a un sobre, en un vaso de zumo eso se multiplica por cuatro. ¿Te comerías cuatro naranjas seguidas? Entonces, ¿por qué las quieres beber?

Oigo todo tipo de excusas para defender al zumo:

  • El zumo es bueno porque es natural
  • El azúcar del zumo es saludable, no como el azúcar refinada
  • La fruta es siempre buena, así que el zumo es bueno
  • El zumo tiene vitaminas

Las cosas con más complicadas. No se puede decir que algo es bueno o malo categóricamente. La diferencia está en la dosis. Una dosis alta de azúcar en tu dieta tiene malas consecuencias, y el zumo es una forma fácil de aumentar esa dosis sin darte cuenta.

A tu cuerpo le da igual de dónde provenga el azúcar. Las moléculas de fructosa y glucosa son las mismas, y a la hora de hacerte engordar, no hay diferencia entre la miel, el agave, el azúcar blanquilla, morena, o el azúcar que contienen la mayoría de las frutas.

La fruta es saludable con moderación, pero no hay nada de moderado en el zumo. Exprimir o licuar la fruta es lo peor que puedes hacer, le quitas todo lo bueno (la fibra, las vitaminas que se degradan en el proceso de exprimido) y dejas solo agua azucarada.

Si te preocupa la vitamina C, ¿por qué no te aseguras de comer espinacas, kiwi, arándanos, y otros alimentos que tienen mucha más concentración? No es necesario que tu vitamina C venga con un cargamento de azúcar, ni arriesgarse a que se pierda su valor por el camino.

¡Come fruta! Entera, y con moderación. Evita el zumo, y no le des zumo a tus hijos, dales fruta de verdad. Notarás la diferencia.

Foto: oranges, de Shutterstock, no reutilizar