operaciontransformer

La verdad sobre la L-carnitina

September 04, 2012 Darío Pescador

La L-carnitina es esa molécula milagrosa que promete quemar tu grasa. ¿Funciona?

Está en algunas bebidas isotónicas, en pastillas en tu herbolario y el ampollas en la máquina de suplementos de tu gimnasio. Hay quien la toma justo antes de una clase de spinning, hay musculocos que se la inyectan en la barriga para "disolver la grasa". Pero, ¿qué es la L-carnitina?

La L-carnitina es una molécula imprescindible para quemar grasas. La fabrica tu propio cuerpo a partir del aminoácido lisina y la vitamina C (otro motivo para que no te falte). Además se encuentra en muchos alimentos, especialmente en la carne.

En nuestro cuerpo, las grasas se convierten en energía en las mitocondrias, en el interior de las células. Pero las cadenas de ácidos grasos largos no pueden atravesar la membrana mitocondrial a no ser que entren "de la mano" de una molécula de L-carnitina.

Las personas con ciertas enfermedades cardíacas o hepáticas pueden tener déficit de L-carnitina, y por eso se vende como medicamento. En las personas sanas, el cuerpo suele tener toda la que necesita.

La pregunta es ¿si estoy sano, tomando más L-carnitina se podré quemar más grasa?

Hasta hace muy poco, los estudios serios habían sido negativos. Las pruebas con diferentes dietas y tipos de ejercicio no mostraban ninguna mejoría en la cantidad de L-carnitina presente en los músculos, así que la conclusión era que tomando L-Carnitina no se podrían aumentar sus niveles en personas sanas.

Pero un nuevo estudio del año pasado ha encontrado un aumento del 21% de L-carnitina en los músculos de las personas que la tomaban. Eso quiere decir que esas personas quemaban más grasa y menos glucógeno muscular, tenían mejor rendimiento deportivo y menos fatiga.

Sin embargo, los resultados aparecieron al cabo de seis meses de suplementación con 4 gramos de L-Carnitina al día. Es probable que los estudios anteriores no dieran resultados porque duraban unas pocas semanas con dosis menores. En cualquier caso hacen falta nuevos estudios.

¿Qué hacer entonces? ¿Salir corriendo a comprar L-carnitina para ver cómo se funden tus michelines? Lee antes:

  • Si sigues las pautas del estudio, y te funciona, pasarán seis meses antes de que veas resultados
  • Cuatro gramos al día es mucha L-carnitina. En la farmacia puedes comprar ampollas de Carnicor o Astenolit, que contienen un gramo. En tiendas de suplementos deportivos puedes comprar comprimidos o viales. No es una solución barata.
  • Las bebidas isotónicas con L-carnitina de esa máquina del gimnasio tienen muy poca concentración. Con una botella de vez en cuando seguramente estés tirando el dinero.
  • La L-carnitina tiene que pasar al torrente sanguíneo, y de ahí a las células musculares. Quienes se la inyectan en la barriga tendrán los mismos resultados que si se la inyectaran en el pie.
  • Más L-carnitina producirá más oxidación de grasa solo si tu cuerpo tiene motivos para oxidar grasas. Es decir, si no haces deporte intenso y te quedas en el sillón, no sirve de nada.

Mi consejo: si eres un deportista de alto nivel, y tienes el dinero, la L-Carnitina quizá pueda ayudarte a mejorar tu aspecto y tus resultados. Si por el contrario tienes sobrepeso y necesitas ponerte en forma, en el mejor de los casos la diferencia no será mucha. ¿Por qué no pruebas primero con la Operación Transformer?