operaciontransformer

En forma como un neanderthal

April 07, 2015 Darío Pescador

neanderthal

Nuestros antepasados de hace 20.000 años estaban en muy buena forma. Mucho más que los habitantes de las oficinas que pasan el día sentados. Aprende de ellos.

Los neanderthales cohabitaron con los homo sapiens hace apenas 20.000 años, y según parece, era una mala idea meterse en una pelea con ellos porque eran fuertes como atletas. Sin embargo, según las últimas investigaciones, no eran muy diferentes genéticamente. Su fuerza provenía de su estilo de vida, dedicado a la caza y la recolección.

Los cazadores recolectores eran muy activos. Se calcula que consumían una media de 3.000 Kcal al día, y entre sus actividades estaban caminar varios kilómetros al día, subir y bajar pendientes, correr, agacharse, levantar, cargar o golpear objetos pesados.

Alternaban días de intensa actividad, por ejemplo, cazando y luego transportando y despedazando un gran animal, con varios días de descanso, en los que disfrutaban de la comida cazada, frutos y tubérculos.

¿Quieres estar tan fuerte como un neanderthal? No es fácil si tienes un trabajo de oficina y pasas la mayor parte de tu día sentado, pero hay un método que puedes seguir: aumenta tu actividad diaria, alterna días de ejercicio intenso con días más tranquilos, y asegúrate de pasar tiempo al aire libre.

  • Aumenta tu actividad diaria: Piensa en quemar más calorías cada día con cada cosa que hagas. Sube escaleras y olvídate del ascensor, camina o monta en bicicleta para desplazarte, no uses el mando a distancia y levántate de la silla siempre que puedas, pasea a tu perro, haz la compra, carga con una mochila, persigue al autobús que se escapa. Lleva calzado cómodo y verás como es más fácil.
  • Alterna días de esfuerzo con días de reposo: tras uno o dos día de entrenamiento intenso, tómate al menos un día de descanso en el que hagas actividades más suaves, como andar, montar en bicicleta o trotar. ¿Te suena? Es el mismo régimen de la Operación Transformer.
  • En grupo y al aire libre: ejercítate al aire libre siempre que puedas. Exponerse al sol al menos media hora al día proporciona a tu cuerpo la vitamina D que necesita. Si además estás en compañía, tendrás mayor motivación.

Foto: caveman de Shutterstock, no reutilizar