operaciontransformer

El gourmet saludable: ¿Sano y sabroso? Dale a las hierbas

April 23, 2012 Darío Pescador

Cuando comes sano, a veces echas de menos los sabores intensos de la comida basura. ¡Prueba con hierbas y especias!

Ya sabes que la comida sabrosa te tunea el cerebro para que comas más. Pero eso no quiere decir que la comida limpia tenga que ser insípida y aburrida. Si añades hierbas y especias aromáticas tendrás el mejor sabor y prácticamente sin calorías.

Sí, estoy hablando de esa estantería llena de pequeños botes en el supermercado que aún no controlas del todo. Ya es hora de que superes el perejil y te aventures con otros sabores:

  • Romero y tomillo para la pechuga de pollo a la plancha y las verduras al horno. Añade un chorro de limón, sal y pimienta.
  • Eneldo para la coliflor, los pepinos y el pescado al horno. Perfecto para el salmón.
  • Perejil para el pescado blanco. sopas, verduras salteadas y el tomate.
  • Albahaca para la ensalada de tomate fresco, la salsa de tomate y la pasta integral. Pruébala con una limonada casera sin azúcar.
  • Menta para las ensaladas verdes y la fruta. Pruébala con fresas.
  • Cilantro en hojas, perfecto para acompañar el aguacate, las gambas y el pollo, si quieres dar un toque mexicano.
  • Orégano, la hierba que hace que todo sepa a pizza, está genial con el tomate. Si la mezclas con (un poco) de queso rallado, espolvoreas por encima de las verduras y lo gratinas al horno, triunfarás.
  • Estragón: prueba a añadirlo al pollo asado o a las judías. Si te va la aventura, haz una ensalada de pepino fresco, yogur desnadato y estragón.
  • Pimienta: compra un molinillo, el sabor de la pimienta recién molida es más intenso. Úsala con todo. Te sorprenderá.

Consejos generales:

  • Si son hierbas secas, al cocinar ponlas al principio.  Las hierbas secas necesitan hidratarse para soltar el sabor.
  • Si consigues hierbas frescas, añádelas al final. Las hierbas frescas pierden sabor al calentarlas.
  • Una alternativa a medio camino son las hierbas liofilizadas. Son algo más caras, pero te darán el sabor de las hierbas frescas con la conservación de las secas.
  • Compra cosas como albahaca, cebollino, menta o perejil en macetas. Duran mucho más y si las cuidas mínimamente tendrás hierbas durante semanas e incluso meses.

Foto: Mags_cat