operaciontransformer

El gourmet saludable: desayuna fritatta

December 02, 2011 Darío Pescador

Un desayuno completo en una sartén. Ideal para empezar bien el fin de semana.

La fritatta es la versión italiana de la tortilla. En lugar de envolver los ingredientes y enrollar la tortilla, se gratina en el horno con queso. Es deliciosa.

La versión que propongo está repleta de proteínas añadiendo claras de huevo y fiambre de pechuga de pavo, una buena ración de espinacas para que no falte verdura, y la grasa saludable de la yema de huevo, el aceite de oliva y un ligero toque de parmesano. Las cantidades son aproximadas, pero una como esta me la desayuno yo solo. Si quieres hacerla para más comensales, multiplica las medidas.

  • Un huevo
  • Tres claras de huevo (yo uso claras embotelladas, en su defecto, añade otro huevo entero, pero aumentarás el contenido en grasa)
  • 100 g de espinacas congeladas troceadas
  • 100 g de fiambre de pechuga de pavo troceado
  • Queso parmesano rallado
  • Sal, pimienta, aceite de oliva

Pon las espinacas en un recipiente adecuado y descongela en el microondas durante tres minutos a máxima potencia. En el mismo recipiente añade los huevos, las claras, el fiambre troceado, sal y pimienta, y mezcla bien.

En una sartén con un poco de aceite de oliva cuaja la fritatta a fuego lento para que no se queme por abajo. Tardará unos 4 minutos, y la parte de arriba se quedará líquida. Que no cunda el pánico. Enciende el gratinador del horno, espolvorea un poco de queso parmesano rallado por encima y pon la sartén en el horno para que termine de cuajar la parte superior y el queso quede crujiente. Si no tienes una sartén con mango desmontable, deja la puerta del horno abierta, lo importante es el calor de arriba. Yo aprovecho para tostar una rebanada de pan de centeno integral al mismo tiempo.

La fritatta contiene entre 30 y 40 gramos de proteína, muy poca grasa y pocos carbohidratos, así que acompaña con pan integral, algo de tomate y fruta para completar un desayuno de unas 300 calorías. Ajusta las cantidades para tu peso.

Por supuesto, esta receta admite muchas variantes. Prueba con tofu o tempe, si eres ovolacteovegetariano, o añade pimiento rojo, atún enlatado, champiñones, o lo que se te ocurra. Es el desayuno ideal para llevar a la cama a tu pareja junto con un poco de fruta, y sumar un montón de puntos de karma.