operaciontransformer

Dormir en verano sin aire acondicionado

August 18, 2014 Darío Pescador

dormir sin aire acondicionado

Si no tienes aire acondicionado, todavía puedes hacer tu sueño más cómodo en medio del calor sofocante. El truco está en la ventilación.

La mejor solución para dormir cuando hace mucho calor es el aire acondicionado. Olvídate de los mitos que dicen que el aire acondicionado no es saludable, no tienen sentido.

Sin embargo, no siempre tenemos acceso a un dormitorio climatizado. Está probado que conciliar el sueño a más de 26 grados es un problema. Tu cuerpo tiene dos opciones: puede refrigerarse sudando, o puede dormir, pero no las dos cosas a la vez. Sudar mantiene tu cuerpo activo y evita que entres la fase de sueño profundo, que es la que te permite regenerar tejidos y despertarte fresco.

La falta de sueño engorda, también en verano. Si no tienes aire acondicionado, lo importante es bajar la temperatura de tu cuerpo y de la habitación lo más posible. Usa alguno de estos trucos:

  • Dos ventiladores mejor que uno. El aire de un ventilador no enfría, pero favorece la evaporación del sudor, y hace que tu cuerpo gaste menos energía en refrigerarse. Utiliza corrientes de aire cruzadas, combinando por ejemplo dos ventiladores o bien combina las ventanas abiertas con un ventilador.
  • Enfriarse antes de dormir. El problema es la temperatura en el interior de tu cuerpo, y tienes que tratarlo como si tuvieras fiebre. Date una ducha con agua fresca antes de dormir. También puedes poner los pies en agua con hielo durante unos minutos, o aplicar bolsas de hielo en el cuello, axilas, corvas y brazos.
  • Meter las sábanas en el congelador. No durará mucho tiempo, pero una cama fresca te ayudará a conciliar el sueño rápido. Las sábanas tienen que ser de algodón, los tejidos sintéticos no son tan transpirables y harán que te recalientes durante la noche.
  • Usar almohadas de semillas. Las almohadas de fibras sintéticas se recalientan, porque no dejan circular el aire. Las almohadas de semillas son muy cómodas y transpiran perfectamente.
  • Una hamaca. Es una solución radical, pero en los países tropicales saben cómo hacer el sueño más fresco, simplemente eliminando la cama debajo de tu cuerpo. En una hamaca la ventilación es mucho mayor y es la forma perfecta de dormir con mucho calor. Túmbate en diagonal para que tu cuerpo pueda estar recto.
  • Dormir desnudos. Nada más que añadir.

 

Foto: child sleeps in a hammock, de Shutterstock, no reutilizar