operaciontransformer

Cómo correr para quemar más grasa

January 22, 2014 Darío Pescador

quema grasa corriendo

El trote cochinero no es la forma más efectiva de quemar grasa. Quema más en menos tiempo con estos consejos.

Por si aún no te has dado cuenta, correr durante horas no es una buena forma de quemar grasa. Es cierto que el ejercicio suave y prolongado hace que tu cuerpo use más porcentaje de energía proveniente de la grasa. Pero a igualdad de tiempo, quemas menos calorías en total y, por tanto, quemas menos grasa en total.

Si quieres puedes aumentar el tiempo, claro, y correr durante dos horas a trote cochinero en lugar de hacer 30 minutos de sprints. Personalmente, me gustan mis rodillas tal y como están. Dos horas de trote ponen un estrés terrible en tus articulaciones.

Para entender mejor lo que ocurre en tu cuerpo, piensa en él como uno de esos automóviles híbridos que usan un motor eléctrico y otro de gasolina. Tu cuerpo usa la grasa o los hidratos de carbono como combustible en proporciones variables. Si estás sentado viendo la televisión utilizas un 60% de grasa. Si de repente haces un esfuerzo, como subir unas escaleras rápido, tu cuerpo echa mano de energía rápida, hidratos de carbono, y pasa a usar solo un 40% de grasa. Si el ejercicio se prolonga en el tiempo, cambia de nuevo y empieza a quemar más porcentaje de grasa.

Sin embargo, aunque el esfuerzo intenso queme menos grasa en porcentaje, quema más grasa en total. Se entiende mejor con esta tabla:

Actividad Calorías % de grasa Calorías de grasa
20 minutos de ver televisión 40 60% 24
20 minutos caminando 100 65% 65
20 minutos de sprints 250 40% 100

Si te has vuelto a poner las zapatillas después de Navidad, aprovecha para aumentar la cantidad de grasa que quemas en cada carrera con estos pequeños ajustes:

  • Acelera: los intervalos son milagrosos. A tu cuerpo le gusta correr a un ritmo constante, porque es más cómodo. No le des el gusto: intercala dos minutos a toda velocidad por cada cinco a ritmo constante.
  • Sube cuestas: evita los recorridos planos. Siguiendo el mismo principio, alternar entre un esfuerzo mayor al subir y uno menor al bajar aumenta tu consumo de energía durante y después del ejercicio.
  • Más fuerza: si además de correr añades ejercicios de resistencia, como fondos, dominadas, sentadillas o pesas en general, la combinación quemará tu grasa a toda velocidad.

Foto: fat man running de Shutterstock, no reutilizar