operaciontransformer

Así se entrena el malo de Batman

August 30, 2012 Darío Pescador


El actor Tom Hardy se ha convertido en una mole haciendo ejercicios con su propio peso corporal.

El de la foto es Tom Hardy, un actor británico a quién conocerás por películas como Origen o Esto es la guerra. Un tipo delgadito, que tuvo que convertirse en una bestia para la película Warrior en la que interpreta a un luchador profesional*. Por si esto fuera poco, Tom Hardy siguió ganando músculo para convertirse en el enorme Bane de la nueva entrega de Batman, el caballero oscuro.

Lo interesante es que lo consiguió haciendo ejercicios con su peso corporal. El encargado de machacar a Hardy es un antiguo marine de nombre Patrick "P-Nut" Monroe, y aquí lo podéis ver trabajando con el actor (vídeo en inglés):

Cosas interesantes que dice "P-Nut" Monroe:

  • Se pueden trabajar muchos músculos con el peso del cuerpo. Solo en las primeras flexiones que hace Hardy, se trabaja abdominales, pecho, hombro y triceps.
  • Para crecer hay que enviar al cuerpo las señales adecuadas. Su rutina se basa en hacer ejercicio en sesiones cortas, pero cuatro veces al día.
  • Si se deja el ejercicio, el cuerpo vuelve a su estado anterior. Enviando los estímulos varias veces al día, el cuerpo se acostumbra al nuevo nivel de esfuerzo, y hace crecer el músculo
  • El entrenamiento es solo una tercera parte. Las otras dos son la comida y el descanso
  • Los movimientos son lentos, concentrados y con posiciones perfectas para que sean efectivos

La revista Men's Health tiene más información: la tabla de ejercicios de Tom Hardy. Son ejercicios simples, pero no son fáciles.

Flexiones

Hacer 10 repeticiones con las manos a la anchura de los hombros, 10 con las manos juntas formando un rombo, 10 con las manos separadas, 10 apoyando los puños. Sin descansar entre ejercicios. Después hacer el mismo circuito con 7 repeticiones, con 5 repeticiones y con 3 repeticiones.

Elevaciones de hombros

Con dos mancuernas o kettlebells levanta los brazos lateralmente hasta juntar las manos por encima de tu cabeza. Repite. No utilices mucho peso, la idea es hacerlo lento y completo.

Fondos con silla

Ya los conoces de la Operación Transformer sin gimnasio. Baja todo lo que puedas con la espalda recta hasta que casi toques el suelo, sube hasta que los brazos estén totalmente estirados. Hazlo lentamente.

El puente

Cuidado con este ejercicio, si no estás en forma ni lo intentes, porque te puedes lesionar gravemente. Al principio apoya las manos para no forzar el cuello. Cuanto tengas más fuerza puedes retirar las manos poco a poco.

Abdominales

Levanta el tronco y los hombros, y después las piernas. Baja otra vez. Para aumentar la dificultad, lleva las piernas dobladas hacia el pecho hasta que las rodillas te toquen los hombros. Repite 10 veces, luego 7, 5 y 3.

Un truco para todos los días

¿Hacer esto cuatro veces al día? ¡Imposible! Todos tenemos una vida, trabajos u obligaciones. Sin embargo, el método de Monroe puede ayudarnos.

Según Monroe, "es mejor hacer 10 flexiones cada hora que intentar hacer 100 flexiones de una sola vez".

Si hay una parte de tu cuerpo especialmente débil que quieres desarrollar, prueba lo siguiente: practica un solo ejercicio con esos músculos repitiendo hasta que no puedas más, por ejemplo, flexiones. Repite una vez por la mañana y otra vez por la noche durante un mes. Puedes combinar esto con tu programa de ejercicio normal.

Con este procedimiento tan simple estás enviando las "señales" adecuadas a tus músculos. Al cabo de 30 días deberías ver resultados, y puedes empezar con otra parte del cuerpo.

* Warrior es una buena película con una nominación para un óscar que no se ha estrenado en España, una lástima.