operaciontransformer

Aparatos de teletienda que no adelgazan

February 14, 2012 Darío Pescador

La plataforma vibradora, la electroestimulación y las máquinas de abdominales no sirven. Haz ejercicio de verdad.

Chicos bronceados marcando abdominales y espectaculares chicas en bikini sonríen (sin muchas ganas) mientras se aplican un electroestimulador, se suben a la plataforma vibratoria o utilizan un balancín de abdominales. El mensaje: con diez minutos al día usando esa máquina, podrás ser como ellos. El mensaje es mentira.

Si no te mueves del sillón, cualquier actividad que te haga levantar el trasero va a ser beneficiosa. Pero estas máquinas son demasiado caras, nunca funcionan por sí mismas, y sus resultados son mínimos comparados con el deporte de verdad. Vamos a repasar las más famosas:

Plataformas vibradoras

Se han hecho tan famosas que incluso los gimnasios las empiezan a incorporar como parte del equipo. La plataforma vibra unas 50 veces por segundo, y la teoría es que los músculos trabajan para equilibrar al cuerpo. No son baratas, cuestan entre 500 y 10.000 euros.

  • Puede servir: Las plataformas se están usando para aumentar el rendimiento de atletas profesionales. Tras de unos minutos, algunos han mejorado sus marcas, pero el efecto se pasa pronto.
  • No sirve para adelgazar, ni quemar grasa ni fortalecer los músculos. Si quieres el cuerpo de los modelos del anuncio, tendrás que sudar y levantar pesas. Ellos no lo consiguieron con la plataforma.
  • En su lugar: Camina media hora al día. O sube escaleras. Tendrás mejores resultados, gratis.

Aparatos de abdominales

Estos balancines, bancos, muelles, gomas y otros aparatos de tortura de la inquisición prometen abdominales de acero. Pero se olvidan de una ley inexorable: los ejercicios abdominales no quitan la barriga.

  • Puede servir: en un estudio sobre la efectividad de los ejercicios abdominales, el balancín Ab Roller quedó en el último puesto. Aún así, siempre sería mejor que no hacer nada.
  • No sirven para perder grasa. Los abdominales deben estar fuertes, pero si quieres perder barriga tendrás que sudar y ejercitar el resto de los músculos del cuerpo. ¿Qué pasa con tus brazos, piernas, pecho y espalda? Para colmo, muchas de estas máquinas ayudan a hacer el movimiento, con lo que el ejercicio es menos efectivo.
  • En su lugar: ahorra dinero y prueba con esta tabla de abdominales de la época del coche fantástico. Son ocho minutos, y funciona.

Electroestimulación

Te aplicas unos electrodos sobre la barriga, los conectas a una máquina y unos impulsos eléctricos hacen que tus músculos se contraigan. Así hasta conseguir unos abdominales como una tabla de lavar.

  • Puede servir: los usos de la electroestimulación son sobre todo terapéuticos. Las contracciones inducidas en los músculos ayudan en la recuperación de las lesiones, y evitan la atrofia muscular en personas paralizadas. También podría mejorar un poco las marcas de atletas profesionales.
  • No sirve para adelgazar, ni fortalecer. Las corrientes eléctricas hacen que los músculos se contraigan, pero no lo suficiente para hacerlos crecer ni quemar grasa. Ni siquiera con los (caros) aparatos profesionales, que producen corrientes tan fuertes que son dolorosas.
  • En su lugar: haz pesas, o si no te gustan los gimnasios, prueba con alguna alternativa casera mucho más barata.